Miguel Martínez Fondón, Psicoanalista en Madrid

Terapia y Tratamiento de la Depresión

Psicoanalista en Madrid, Mís Artículos

La eficacia del psicoanálisis en el TOC

En los últimos meses, han llegado a través de internet, varias personas que padecían un toc. Las personas que decidieron comenzar su psicoanálisis progresan adecuadamente y en pocos meses han experimentando un alivio muy grande con respectos a los síntomas del toc. La gravedad de los síntomas es lo que puede hacer que un tratamiento psicoanalítico se prolonge mas tiempo pero la eficacia sigue siendo igual de efectiva. Curiosamente nos encontramos pacientes que en cuanto comienzan a sentirse mejor abandonan el tratamiento y luego empeoran. Encima son pacientes protestones, que se aferran a su trastorno como una forma de vida. Ya lo dijo Freud hace más de cien años: curarse es renunciar a una forma de vivir. Entre los problemas que los psicoanalisistas nos encontramos en los pacientes es vencer la resistencia a la curación. Este tipo de pacientes, con su enfermedad han logrado encontrar beneficios secundarios ( evitar tomar decisiones, tener a toda la familia a su alrededor, evitar tener relaciones sexuales etc... ) a los cuales no están a veces dispuestos a ceder. Bajo este prisma, el psicoanálisis ni cualquier terapia es efectiva. Y realmente, lo mejor es dejar en paz a este tipo de personas con su dolencia que mas que ser dolencia es un modo de vivir. Por eso que el psicoanálisis, aún en los casos mas graves de toc, si la persona quiere curarse, la persona se cura. Y frente a esto, no hay discusión ninguna. Y no nos olvidemos que la familia, a veces se opone a la curación del paciente, porque muchos padres, que tienen hijos con toc, cuando el hijo comienza a curarse, son ellos mismos quienes los retiran del tratamiento, porque según se va curando el hijo, comienzan a salir los problemas que tienen los padres entre ellos. Y tal es así, que los padres prefieren seguir siendo cómplices de la enfermedad del hijo a incluso alimentarla, antes de que se cure y aparezcan los problemas de la pareja.


La eficacia del psicoanálisis en la salud mental

Hoy día, podemos afirmar que el psicoanálisis es cien por cien efectivo en la inmensa mayoría de los problemas y trastornos mentales. Lo que ocurre es que sigue siendo una terapia jóven ( ciento diez años ) en comparación con otras áreas de la salud médica. La diferencia del psicoanálisis con respecto a la psicología y la psiquiatría, radica en que estudia, analiza y ordena la parte inconsciente de la personalidad. Esta parte es donde se hallan los recuerdos infantiles, las experiencias familiares, la ideología y todos los sentimientos de la personalidad. Los problemas mentales surgen cuando las personas tienen pensamientos o sentimientos en la conciencia que no logran entender. El conflicto, el malestar que se origina frente a la aparición en la conciencia del material inconsciente puede ser la causa inicial de un trastorno o problema mental. Las personas enferman porque no comprenden la procedencia de sus pensamientos, ni el significado de los mismos, ni cómo quitárselos de la conciencia. Esta lucha consigo mismo, acaba produciendo agotamiento, falta de energía, angustia, desesperación, ansiedad y otros muchos síntomas que acaban perturbando la vida de una persona. El psicoanálisis es una terapia que consiste en analizar la parte inconsciente de la personalidad.

De esta manera se llega a comprender y a reconciliar a la persona consigo misma, pues una vez trabajados estos pensamientos y sentimientos, acaban perdiendo la fuerza que tanto agota a la persona que los padece.


La eficacia del psicoanálisis en las crisis de pareja

El psicoanálisis resuelve todas las crisis de pareja. Para ello, sólo se necesita la disposición de la pareja a resolver su conflicto. Cuando una pareja llega al psicoanálisis, se realizan unas entrevistas previas para diagnosticar la causa que está llevando a esa pareja al fracaso. Lo que podemos afirmar es que en las crisis de pareja, la responsabilidad es de los dos. Las parejas están formadas por pactos y cuando se llega a un deterioro es porque ya se ha recorrido un camino de errores, permisiones que han llevado a la pareja al deterioro. La terapia de pareja puede ser conjunta o por separado. Cuando las dificultades de comunicación son máximas, es mejor trabajar con la pareja por separado. Cuando toleran la comunicación, lo mejor es verlos simultáneamente. En las crisis de pareja siempre se halla la ideología familiar que suele ser la causa en la mayor parte de las crisis del deterioro comunicativo. La ideología puede ser la inadecuada para esa pareja, porque la forma en que fueron educados el hombre y la mujer puede ser poco apropiada para esa relación y de ahí, los choques, las peleas y la falta de respeto. El psicoanálisis re-educa a la pareja incorporando otro tipo de ideología mas apropiada para la relación. Logra aumentar el grado de tolerancia entre ellos y aporta una nueva manera de pensar el amor, el deseo, los hijos, el trabajo, la libertad, los celos etc. Es más caro divorciarse que psicoanalizarse.

Una terapia de pareja, en casos extremos puede durar un año, con visitas periódicas de una vez por semana. Ciertos problemas puntuales, se resuelven en seis meses aproximadamente, teniendo siempre en cuenta el interés de la pareja por resolver el conflicto.


La eficacia del psicoanálisis en los trastornos mentales

En los 80-90 hubo un boom de medicamentos que parecían que iban a curar todas las dolencias del alma. La depresión, la ansiedad, el toc, la angustia, las crisis de pareja, los problemas sexuales, la infidelidad. Veinte años después, la misma psiquiatría y psicología comienza a darse cuenta ( aunque muchos lo niegen todavía ) que los trastornos mentales tienen que ver con el desarrollo psicosexual durante la etapa infantil y que desligarnos o no querer saber nada de la sexualidad, no es más que esconder la cabeza como las avestruces ante el origen de los trastornos mentales. El psicoanálisis tiene su base en el estudio de la vida sexual infantil y su posterior desarrollo. El modo en que se establece la sexualidad y el modo en que se reprimie o se asume, es la fuente de la producción de absolutamente todos los problemas mentales. La sexualidad sigue siendo fuente de conflictos pero no tanto la sexualidad del adulto sino la infantil y con esto, detallo que las manifestacionesa afectivas y emocionales, así como las sexuales del adulto, no dejan de ser una manifestación de lo aprendido durante la época infatil y adolescentes. De ahí que la efectividad del psicoanálisis se debe al estudio de la parte inconsciente de la personalidad que es donde reside todo lo aprendido durante la etapa infantil. Todos los trastornos mentales tienen un comportamiento infantil.

Los miedos que surgen, la inseguridad, el temor, la ansiedad, la angustia, no dejan de ser manifestacions propias de los niños en sus primeros años de vida, de ahí que se diga que los trastornos mentales guarden relación con aspectos inmaduros de la personalidad. Y de hecho, comprobamos que hay algo de niño en muchos de los síntomas o vida de los adultos. Todo ello tiene que ver con la sexualidad que ni la psiquiatría ni la psicología se atreven a relacionar, porque en la angustia hay miedo a los propios deseos, en el toc el deseo intolerable es la exhuberante producción de fantasías sexuales sádicas o masoquistas que el sujeto no tolera, en la depresión hay un rechazo a la vida sexual, la ansiedad es sexualidad reprimida que no puede manifestarse como tal, las conductas agresivas son desplazamientos de una hiperactividad sexual que no se lleva a cabo o que se reprimite por cuestiones morales. Taquicardias, trastornos de la piel, digestivos, ginecológicos, urológicos, cuya etiología es inespecífica, se puede relacionar la causa de la patología con los trastornos de la sexualidad. Lo prodrán rechazar, lo podrán criticar, pero el psicoanálisis, cura.


Psicoaching para empresas

Las últimas técnicas del psicoaching ( psicoanálisis y coaching ) aplicado a los grupos de trabajo se muestra efectivo en la gestión de cambios, de conflictos, liderazgo, motivación y mejoras en la producción. La técnica consiste en utilizar la energía oposicional grupal que se produce dentro de cualquier grupo de trabajo y reconvertirla en energía favorable. De esta manera, se enseña a los grupos a autoabastecerse de energía cuando la misma decaiga o se desvíe de las tareas operativas. Es sorprendente ver como florecen estructuras empresariales que se hallan decaídas o que se las da por perdidas cuando se aplica los instrumentos de reconversión energética del psicoanálisis. Las propias personas experimentan una mejora interior que influye positivamente hasta en su vida personal. Esto permite que haya un agradecimiento o deuda simbólica, que hace a los trabajadores valorar mas y mejor a la empresa, de aquí, la importancia de llevar a cabo un buen programa formativo y su consiguiente seguimiento. El psicoaching viene a aportar no sólo una formación adecuada a las necesidades empresariales, sino que ofrece un seguimiento y un mantenimiento de dichos procesos de mejora energética para que se mantenga su efectividad en el tiempo. De esta manera, el ahorro económico a la empresa es mayor, pues se ha comprobado que tras un curso formativo, después de un breve periodo de uno o dos meses, el estado de ánimo de las personas decaen y la efecitividad del mismo queda olvidada. Para evitar esto, lo mas adecuado es que la formación vaya acompañada de un periodo de seguimiento,

Sigueme en Facebook

Copyright © 2015 Miguel Martinez Fondon. Todos los derechos reservados. | Aviso Legal

Gestión Emocional, Psicoanalista en Madrid